Existen diferentes tipos de dolor de cabeza o cefaleas y podemos clasificarlas en dos grupos:

    • Cefaleas primarias: son aquellas que no tienen causa orgánica, como la migraña, cefalea tensional, cefalea en racimos, etc.
    • Cefaleas secundarias: son las desencadenadas por algo, como el abuso de fármacos, alteración de la tensión arterial, traumatismos o cefalea cervicogénica.

En este post nos centraremos en la cefalea tensional, la migraña y la cefalea cervicogénica, puesto que son los que vemos en consulta habitualmente. Son dos tipos de dolor de cabeza muy diferentes y es importante saber diferenciarlos.

Dolor de cabeza de origen tensional o cefalea tensional

La cefalea tensional es un dolor tipo banda “en casco” o holocraneal, es un dolor opresivo, no pulsatil y no tiene episodios. Puede ser diaria, durar meses, o instaurarse de forma continuada hasta la cronicidad. Los pacientes que padecen este tipo de dolor, dicen sentir alivio al apretarse con fuerza la cabeza.

Muchos dolores de cabeza son de origen tensional, debido a tensiones de diferentes grupos musculares, retracciones fasciales, adherencias, entre otros, se produce una compresión de diferentes estructuras a nivel cervical y craneal y aparece el dolor de cabeza.

Desde la osteopatía, valoraremos estas tensiones y compresiones de estructuras, con el objetivo de devolverles la movilidad y recuperar la buena funcionalidad de las zonas que la han perdido.

La migraña

La migraña es un dolor que afecta a un lado de la cabeza, es hemicraneal y puede durar de 4 horas a un máximo de 72.

Suele ir acompañado de episodios de:

  1. Prodromos: sensibilidad al sonido, a la luz, náuseas, vómitos, etc.
  2. Aura: molestias visuales como destellos de luz, visión distorsionada.
  3. Dolor intenso.

Causas de la migraña:

    • Estrés
    • Alteración al sueño
    • Alcohol
    • Ayuno prolongado
    • Hormonas femeninas

Una vasoconstricción de los vasos craneales son los causantes de este tipo de cefalea. Buscaremos, desde la Osteopatía, un mejor drenaje y aporte vascular de los senos venosos y arteriales craneales, con el objetivo de conseguir una disminución de esta constricción y, por lo tanto, conseguir la remisión de los síntomas dolorosos. Es por ello ,que los pacientes que la padecen, sienten alivio con la medicación vasodilatadora, tipo una Aspirina. Además, aconsejaremos diferentes cambios en la alimentación y estilo de vida, para evitar tales episodios.

Dolor de cabeza de origen cervical o cefalea cervicogénica

Es un tipo de cefalea secundaria, que nace en las cervicales. Se produce una compresión en el recorrido de los nervios periféricos que salen de la segunda vértebra cervical y producen un dolor de cabeza que va desde la zona posterior de la cabeza, pudiendo llegar hasta la zona frontal.

En este caso, el osteópata trabajará toda la columna cervical y la musculatura que en ella se inserta para poder liberar las compresiones nerviosas a este nivel. Dicha cefalea puede verse producida por accidentes de tráfico, traumatismos cervicales o malas posturas mantenidas que alteren la biomecánica y tensión muscular de la columna cervical.

2 pensamientos en “Cómo podemos ayudarte con el dolor de cabeza”

  1. soy hipertensa desde hace ya diez años y desde que voy periodicamente con barbara en axon , mis cifras de tension han bajado, casi no he cambiado mis habitos , teniendo en cuenta que sigo un a alimentacion saludable , me siento muy bien y mis dolores musculares y el vertigo

    han desparecido la movilizacion de mi cuerpo me ha restablecido en general cuerpo y mente , al encontrarme mejor , tambien ha mejorado mi estado de animo ……….ahora mi meta es lograr dejar la pastilla antihipertensiva ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − nueve =