Desde el momento del parto y hasta la fase de pubertad, los niños se someten a una serie de cambios, en el interior de su organismo y también por influencias externas.

Estos cambios anatómicos, fisiológicos y psíquicos, promoverán el crecimiento del niño.

Durante este proceso, pueden aparecer disfunciones ya sea de origen genético, durante el proceso de gestación (malposiciones uterinas, exceso de reposo de la madre…), o durante el parto (partos instrumentalizados, partos muy prolongados o muy expulsivos, cesáreas…)

La Osteopatía, con su objetivo preventivo, puede mejorar la capacidad de adaptación del organismo a estos cambios, y así permitir un mejor desarrollo del niño. Proporcionando un mejor equilibrio auto inmune, cardiovascular y nervioso.

Los motivos de consulta pediátricos que más encontraremos en consulta, son:

  • Cólicos del bebé, estreñimiento, gases.
  • Asimetrías cefálicas, tortícolis.
  • Sinusitis, otitis, bronquitis de repetición.
  • Deformidades articulares (en caderas, rodillas, pies)